Citología Vaginal

La citología es la toma de células del cuello uterino (matriz) con el fin de determinar la presencia o no de células anormales. Se realiza para permitir la identificación de cambios tempranos en el desarrollo de un cáncer de cuello uterino o la identificación del mismo, por lo que facilita que pueda detenerse o evitar el desarrollo de esta enfermedad.

Se realiza toda mujer que haya tenido relaciones sexuales e incluso las mujeres que se encuentran en menopausia o que se les haya practicado histerectomía.

Preparación:

Se debe realizar una vez terminado el periodo menstrual.
Que no se hayan aplicación óvulos o medicamentos intravaginales 5 días antes de la toma de la muestra.
Que no se haga baño con ducha vaginal el día de la toma de la muestra.
No tener relaciones sexuales tres días antes a la fecha de la toma de la muestra.
Si tiene programada una ecografía trasvaginal debe realizar primero la prueba de citología.

Procedimiento:

El personal de salud le solicita a la paciente que se acueste en una camilla y suavemente le introduce un espéculo en la vagina, con el que se puede ver el cuello uterino y tomar una muestra del lugar adecuado. Aunque la mayoría de las mujeres no manifiesta molestias, este procedimiento puede ser un poco desagradable si se está muy tensa.

Mediante una espátula o cepillo se frota suavemente la apertura del cuello uterino para tomar una muestra de células cervicales.

Recomendaciones y cuidados posteriores:

Posibles eventos adversos leves y transitorios, como dolor tipo cólico o un ligero manchado que normalmente cesa el mismo día del examen.

Este servicio se presta en:

El laboratorio clínico